¿Cómo cotizar diseño?

Una pregunta frecuente de los alumnos en su proceso de formación en el campo del diseño, así como de profesionistas que trabajan como “freelance”, e inclusive aquellos que han asumido el papel de emprendedores montando despachos o estudios de diseño, es cómo cotizar sus servicios, ya sean pequeños trabajos o grandes proyectos.

He visto por ahí algunos videos que tratan el tema de cómo cotizar proyectos de diseño, pocos por cierto, y desafortunadamente no veo un planteamiento serio que aporte los elementos necesarios, para darle al menos una perspectiva al diseñador de cómo y cuánto cobrar.

Iniciaré por comentar que el establecer precios no es de ninguna forma algo fácil, dado que se deben considerar diversos elementos que requieren de conocimientos financieros y, al menos, bases sólidas de economía y marketing. Desafortunadamente, estos temas están muy lejos de ser parte importante en la formación de los diseñadores, dentro de las universidades.

En algunos campos del diseño como son el diseño industrial, y desde luego el diseño arquitectónico, se han dado pasos importantes, pero en general podríamos decir que paradójicamente, en un campo donde un gran porcentaje de los profesionistas trabajan como independientes, o en negocios propios, sus conocimientos sobre herramientas administrativas y financieras es casi nulo; carencia que se hace evidente una vez que se incursiona en el mercado y se tiene la necesidad de darle precio a su trabajo.

También hay quienes piensan que debería de haber una especia de tabulador para cada categoría en los diferentes campos del diseño, y para trabajos con características similares que los definen como un producto de diseño.

He escuchado preguntas como las siguientes: ¿Cuánto se cobra por un logotipo? ¿Cuánto cobro por un Manual de Imagen Corporativa? ¿Cuánto cobrar por el diseño y montaje de un Stand?, etc. .

Para comenzar a vislumbrar un panorama que aclare nuestras dudas e inquietudes, comenzaré por decir que cada proyecto de diseño es único y por lo tanto cada uno tendrá su propio precio. Es decir, que no se puede estandarizar los precios de los productos de diseño, dado que cada uno tiene su propia naturaleza y grado de complejidad. Cualquier intento por tener una lista de precios para cada uno de los productos de diseño es una falacia.

Entonces ¿cómo abordar el problema? Pues de la forma en que se determinan los precios de cualquier producto y servicio, es decir, desde un enfoque financiero y de marketing.

Financiero, porque se requiere del conocimiento de las herramientas que nos brinda las finanzas para determinar costos de producción y determinación de precios. Nos referimos al conocimiento y utilización de: Estado de resultados, Balance general y Punto de equilibrio.

Y Marketing, porque es necesario conocer el mercado al que vendemos nuestros servicios y productos, para determinar estratégicamente cuál es el precio más conveniente para cada segmento.

Estas actividades deben ser atendidas por el propio diseñador, dado que un pequeño despacho, o más aún, un diseñador freelance, es poco probable que cuenten con los recursos económicos para acceder a los servicios especializados de expertos en finanzas y en mercadotecnia. Claro que si cuenta con estos recursos, sería excelente la conformación de una estructura organizacional que considere estos puestos, para darle una formalidad a su negocio y constituirse como una verdadera empresa.

Hasta aquí, espero dejar la inquietud de lo importante que es la formación integral del diseñador, y que aquellas materias que forman parte de la curricula en las carreras de diseño en las universidades, que abordan temas de administración, finanzas y economía, no sean sólo de trámite o para obtener una calificación, sino auténticas herramientas para el profesionista del diseño.

CIDD Centro Interactivo de Desarrollo





  • Acerca de nosotros

    CIDD, Centro Interactivo de Desarrollo SC, es un proyecto de mejora permanente en el campo del conocimiento y la educación, dirigido a las personas y a las empresas, a través de programas que demanda el mundo globalizado y el nuevo entorno laboral.

    Rompiendo esquemas obsoletos y cambiando paradigmas, un grupo de profesionistas en diferentes áreas: administración, negocios, mercadotecnia, ingenierías, diseño, psicología, educación y pedagogía, nos abocamos al diseño de programas que respondan a la celeridad y transformación del conocimiento, el cual ya no puede esperar años para formar a los nuevos cuadros que demanda, no solo el mundo laboral, sino la sociedad en su conjunto.

  • Galería Instagram

  • Diplomados y Cursos