Emprendimiento y Diseño

Desde la llegada de los gobiernos panistas empezó a aparecer un concepto olvidado durante décadas y que parecía no ser de la importancia en cuanto a las políticas públicas en materia de empleo y de desarrollo económico por parte del gobierno federal. Nos referimos al término “emprendimiento”, el cual se presentó como una opción, no sólo para la generación de empleos sino también en el desarrollo de nuevas empresas y en consecuencia de nuevos empresarios.

En el gobierno de Vicente Fox Quezada, se utilizó de una manera un tanto desafortunada, el término de “generación de changarros”, refiriéndose a la creación de microempresas como una opción para el desarrollo de la economía proporcionando recursos que en la mayoría de los casos no sobrepasaba algunos miles de pesos, con lo que efectivamente reducía a changarro lo que debería de ser una microempresa. El esfuerzo realizado en este sexenio se dio a través del Fondo Nacional para Empresas Sociales conocido como FONAES. Asimismo se establecieron los Centros de Vinculación Empresarial dentro de los propios organismos empresariales.

En lo referente al gobierno de Felipe Calderón Hinojosa, parecía que se daría un paso importante a través de un mayor impulso con la creación de la Subsecretaría para la Pequeña y Mediana Empresa -cuando menos se eliminó el término de “changarro”- y se implementó una estrategia con el nombre de “México emprende” cuya parte operativa fue la transformación de los Centro de Vinculación Empresarial a “Centro México Emprende” llegando a ser un toral de 74 en 96 ciudades del país.

El gran avance consistió esencialmente en poner en la agenda nacional los temas de emprendimiento e innovación, y del establecimiento de objetivos como la generación de empleo, de nuevas empresas y de nuevos empresarios, así como el fortalecimiento de las micro, pequeñas y medianas empresas ya existentes.

Finalmente llegamos al actual gobierno que dio un paso importante con la creación del Instituto Nacional del Emprendedor, que tiene entre sus objetivos principales: impulsar el surgimiento de nuevos emprendedores y fomentar una cultura nacional emprendedora y empresarial.

El diseñador tiene ahora la oportunidad de acercarse a los diferentes programas que forman parte de las estrategias desarrolladas por el Instituto Nacional del Emprendedor. Sin embargo, nos encontramos ante una situación paradójica, el diseñador parece no tener vocación de emprendedor; son pocas las empresas de diseño que existen en México y esto, se debe en gran parte, a que las Instituciones Educativas poco han hecho para darle una formación orientada al emprendimiento y a los negocios, a los egresados de las carreras de diseño y a los futuros profesionistas en este campo.

Es necesario romper paradigmas en el ejercicio del diseño. Es imprescindible que el propio diseñador se dé cuenta de que el perfil del profesionista del diseño ya cambió, así como ha cambiado la tecnología, los sistemas económicos, las estrategias de negocios y el comportamiento del mercado.

Sin dejar de lado la parte creativa del diseño, el conocimiento de las diferentes metodologías, el desarrollo de habilidades prácticas como son el dibujo, el manejo de técnicas tradicionales para diseñar y desde luego el conocimiento y dominio de nuevas herramientas tecnológicas, que incluye el manejo se software y equipo especializado, es fundamental que el nuevo diseñador tenga conocimientos sólidos de negocios, desarrollo de proyectos, finanzas, ventas y mercadotecnia.

El futuro y sobrevivencia de muchas profesiones, incluida el diseño, está en la generación de empresas que estén en posibilidades de brindar servicios a las organizaciones privadas e instituciones públicas, pero con una estructura formal que le dé una imagen de empresa formal, sólida, y una operación bien administrada y bien dirigida, que responda a las necesidades y exigencias del mundo empresarial.

El diseñador no puede seguir siendo un romántico soñador preocupado únicamente de aspectos estéticos, creativos y de impacto visual. Tiene que responder al nuevo entorno, con una mejor preparación en el campo de los negocios, si quiere sobrevivir y ser competitivo.

CIDD Centro Interactivo de Desarrollo





  • Acerca de nosotros

    CIDD, Centro Interactivo de Desarrollo SC, es un proyecto de mejora permanente en el campo del conocimiento y la educación, dirigido a las personas y a las empresas, a través de programas que demanda el mundo globalizado y el nuevo entorno laboral.

    Rompiendo esquemas obsoletos y cambiando paradigmas, un grupo de profesionistas en diferentes áreas: administración, negocios, mercadotecnia, ingenierías, diseño, psicología, educación y pedagogía, nos abocamos al diseño de programas que respondan a la celeridad y transformación del conocimiento, el cual ya no puede esperar años para formar a los nuevos cuadros que demanda, no solo el mundo laboral, sino la sociedad en su conjunto.

  • Galería Instagram

  • Diplomados y Cursos