Primero el huevo o la gallina, o la mercadotecnia y la empresa

Entre muchas de las paradojas conocidas, tenemos la que nos cuestiona acerca de que fue primero, si el huevo o la gallina. Es un poco ocioso tratar de encontrar la respuesta pues en realidad el verdadero reto está en saber cómo determinar prioridades, algo que parece sencillo de llevarse a cabo, pero que en la práctica resulta bastante complicado.

Cuando, como parte de la elaboración de un plan de negocios, se le pregunta al emprendedor para que quiere tener un negocio, la mayoría de las veces nos encontramos con una confusión. Se quiere poner negocios porque se quiere ser líder, no recibir órdenes de alguien; algunas veces, el objetivo inmediato es hacer dinero y en otras imitar algún negocio que parece ser garantía de éxito.

Si bien es cierto que la mercadotecnia ha venido evolucionando y que es un factor fundamental al momento de hacer negocios, hoy en día, más que estratégico se ha convertido en factor de sobrevivencia. Todavía hace algunos años podíamos hacer ajustes de forma relativamente sencilla en las empresas cuando se presentaban problemas en las ventas, con el crecimiento de ciertos productos y también en las estrategias de promoción y más específicamente en las campañas publicitarias.

Sin embargo los tiempos han cambiado. Ya ni siquiera las grandes corporaciones tienen asegurado, ya no digamos el éxito, sino su propia permanencia en el mercado. Las fusiones y adquisiciones están a la orden del día. Empresas que en su momento fueron líderes en su mercado, como el caso de Iusacel , hoy son empresas con muy baja participación del mercado y con problemas financieros, que las llevaron a ser adquiridas por otras corporaciones de mayor tamaño, como es AT&T, de origen estadounidense.

Definitivamente la mercadotecnia ha venido adquiriendo más relevancia de lo que muchos empresarios le habían dado. Como disciplina de encrucijada, la mercadotecnia abarca una gran variedad de actividades que requieren de una adecuada dirección en su funcionamiento. Ya no se limita a la investigación de mercados, al estudio de la competencia o al desarrollo de estrategias de comunicación.

Como siempre se había considerado, pero que no se había visto el alcance y trascendencia que tendría en las organizaciones, el llamado ambiente de la mercadotecnia es una de las actividades que deberá ser mejor atendida por las empresas en México. Conocer todos los factores externos que pueden influir, afectar, modificar y transformar a las empresas, deberá ser un tema permanente.

Los factores externos como son: económico, legal, cultural, político, social, tecnológico y ecológico, deberán de ser estudiados permanentemente como parte de las actividades de la mercadotecnia; de no hacerse, se correrá el riesgo inclusive de desaparecer, o bien, de transformarse radicalmente.

Los circos han tenido que transformarse por cuestiones legales, con la prohibición del uso de animales en sus espectáculos. La televisión abierta está en una severa crisis con el surgimiento de servicios como Netflix, derivado del avance tecnológico. El inevitable surgimiento de empresas competidoras en la venta de gasolina, y el bajo crecimiento en la venta de seguros de vida por cuestiones culturales.

En todos los casos, los factores externos terminaron por afectar en menor o mayor medida a estas empresas. La mercadotecnia se ha convertido en una herramienta fundamental para pensar en la posibilidad de crear un negocio. Sin importar el tamaño de éste. Ya no es posible esperarse a crear ninguna empresa, sin contar con todos los elementos que nos brinda la mercadotecnia para determinar su viabilidad. Definitivamente en este caso, a diferencia de la paradoja del huevo y la gallina, aquí sí podemos decir, que primero debe ser la mercadotecnia y luego las empresas. Ya no estamos en los entornos donde prácticamente cualquier negocio bien administrado podía tener éxito. Hoy, cualquier elemento del ambiente externo a las empresas puede ser causa de su muerte y hay que estar atentos a cada uno de ellos.

CIDD Centro Interactivo de Desarrollo





  • Acerca de nosotros

    CIDD, Centro Interactivo de Desarrollo SC, es un proyecto de mejora permanente en el campo del conocimiento y la educación, dirigido a las personas y a las empresas, a través de programas que demanda el mundo globalizado y el nuevo entorno laboral.

    Rompiendo esquemas obsoletos y cambiando paradigmas, un grupo de profesionistas en diferentes áreas: administración, negocios, mercadotecnia, ingenierías, diseño, psicología, educación y pedagogía, nos abocamos al diseño de programas que respondan a la celeridad y transformación del conocimiento, el cual ya no puede esperar años para formar a los nuevos cuadros que demanda, no solo el mundo laboral, sino la sociedad en su conjunto.

  • Galería Instagram

  • Diplomados y Cursos